lunes, 10 de junio de 2013

 Jorge Saipe Director General de Tránsito 


                   Corrientes continua en Emergencia Vial

El encargado de regular el tránsito en la ciudad hablo sobre la ordenanza de emergencia vial y sobre el estado actual de la misma.

                  
foto: Analia Arellano

                                                        


En agosto del año 2010 fue  presentado y aprobado el proyecto de ordenanza Nº 530, presentado por el concejal Juan José López Desimoni, que tiene por objetivo declarar la emergencia de tránsito y seguridad vial en el ámbito de la ciudad de Corrientes por un año y prorrogable por el mismo tiempo.

Este proyecto fue aprobado por el Honorable Consejo Deliberante de la ciudad que ademas le otorgo al Intendente Carlos Mauricio Espinola la facultad para intervenir y regular junto a la Dirección General de Transito cargo de Jorge Saipe.

El intendente fue criticado por el consejal Gabriel Romero quien dijo que Espinola no hace uso de sus facultades. Actualmente según Jorge Saipe lo único que se a mejorado desde ya casi tres años declarada la  ORDENANZA DE EMERGENCIA VIAL  fueron los corredores escolares. Y afirma que la solución esta en la educación del futuro. Solución que no es viable para el momento que esta atravesando la ciudad en cuanto a los conflictos de transito cotidianos.


Ademas dijo que esperan salir de la emergencia vial en 5 años, mientras tanto la ciudad sigue colapsada y todos los días el caos vehicular trae problemas. en la ciudad transitan diariamente alrededor de 120.000 motos y 225.000 autos lo que hace necesaria una solución urgente. 


POR : ANALIA ARELLANO 

martes, 4 de junio de 2013

Inconciencia que causa impotencia


• Todos los días en Argentina muchas personas mueren en accidentes de tránsito. En los últimos años, la cifra de víctimas fatales encendió una alarma en la sociedad. 
Actualmente se empieza a tomar verdadero conocimiento acerca de la dimensión de la problemática vial.

La avenida 3 de Abril se empieza a poblar de diferentes vehículos y apenas son las seis de la tarde. En esta zona de la capital correntina varios colectivos de diferentes líneas van llenos. Seguramente el chofer del colectivo todavía subirá a más personas en las próximas paradas, claro, argumentando que “atrás todavía hay más lugar”.
Al otro lado de la ciudad, por la avenida Armenia, se puede ver cómo viaja en una moto una familia entera: una madre, un padre y un niño de unos 5 años en el medio. Ninguno de ellos lleva casco. El esfuerzo que la mujer debe realizar para “cuidar” al niño y mantenerse equilibrada ella misma en la motocicleta causa un poco de impotencia. Muchos dicen que en Corrientes hay más motos que autos, y por eso esta situación se repite y puede ser vista constantemente.


En el país se producen un promedio de 21 muertes por día en accidentes viales.


Sin embargo, no sólo es preocupante la actitud de quienes viajan en dos ruedas. Basta con frenarse en cualquier esquina de alguna avenida para observar cómo las malas costumbres de los ciudadanos se traslucen en la vía pública. Por cada demora del que está estacionado adelante se escucha un insulto de la persona que se estacionó detrás en un semáforo o, en el mejor de los casos, se escucha un coro distorsionado de bocinazos a modo de rezongo.
Todo fue cambiando para peor a tal punto que hoy en día no existe el color amarillo, que debería significar precaución al cruzar, ya que cualquier conductor ve que el semáforo en ese color seguramente piensa algo así como que debe acelerar a fondo antes de que se ponga en rojo o ir soltando el freno porque "va cambiar a verde".
Llevar a las calles la responsabilidad, el respeto y la solidaridad es muy importante, porque se trata de un espacio público en donde uno ya no es responsable de sí mismo, sino también de la integridad de más personas. Cada decisión, cada mala maniobra irresponsable puede ocasionar la muerte hasta de aquel que respeta las normas de tránsito y se solidariza con los demás.


Un cambio de denominación 


Actualmente, de acuerdo a la Dirección de Tránsito de Corrientes, se ha reemplazado el término de “accidentes de tránsito” por el de “siniestros viales”.
Según datos de la Asociación Civil Argentina “Luchemos por la Vida” se producen un promedio de 21 muertes por día en el país y cerca de 8.000 al año, producto de siniestros viales. Por su parte y según la fuente mencionada, en Corrientes la cifra de víctimas del año 2011 fue de 289, que aumentó con respecto al 2010, que fue de 243. Por otro lado, la Agencia Nacional de Seguridad Vial, declaró que ha habido más de 150 muertes por siniestros viales en lo que va del 2012 en Corrientes.
Durante una charla realizada el 29 de junio de este año, el ex corredor de autos José María Traverso aseguró que los argentinos manejan como él corría en la pista. Luego agregó: “Usamos el auto como un arma, directamente, de acuerdo al tamaño que tiene el auto que manejamos se mide el poder que tenemos. De acuerdo al humor cuando manejamos es la agresividad que tenemos. En conclusión, atacamos con el auto”. 
Traverso también opinó sobre las diferentes cuestiones que hoy por hoy causan las mayores tragedias viales: “La distracción, la imprudencia y la agresividad son las principales causas de los mal llamados accidentes de tránsito”. Otro dato de la charla que es conveniente destacar es el hecho de que “más de 20 personas mueren por día en el país, producto de infracciones e irresponsabilidad, de las cuales 1 de cada 50 es un accidente”. Además, Traverso señaló también que “la mitad de los que mueren en accidentes de tránsito son menores de 35 años”. 
Graciela Scotto es madre de dos menores de 35 años que en 2009 perdieron la vida a causa de una “mala jugada”. El BMW Coupe en el que viajaban sus dos hijos corrió una picada hasta chocar y partirse al medio. “El chico que manejaba el auto perdió totalmente el control del vehículo y se estrelló contra una jirafa de luz”, admite Graciela y afirma que su familia quedó destruida. También señaló que “los chicos deben tomar conciencia, porque manejar un auto es como tener un arma en las manos. Los padres muchas veces por querer darles lo mejor a nuestros hijos, les damos la mejor moto o el mejor auto, que alcanza una velocidad que tal vez ellos no sepan manipular”.




Proyecto comunicacional


INVESTIGACIÓN SOBRE EL TEMA

Breve descripción sobre el tema seleccionado
El proyecto de comunicación/educación que elegimos para desarrollar, tiene su centro en el tránsito, específicamente el tránsito de la ciudad de Corrientes. Como debe ser enfocado hacia los sectores populares, decidimos, en primera instancia delimitar el campo al cual queremos llevar este proyecto educativo: a las escuelas primarias y secundarias. El proyecto, entonces, está destinado hacia los chicos de clase media y media baja, para enseñarles de qué manera circular y manejarse en la ciudad para disminuir los riesgos de accidentes. Elegimos este sector específico, ya que consideramos que el rango que va desde los 10 a 18 años es el más propicio para educar acerca del tema y modificar, desde una edad temprana, los hábitos incorrectos de los usuarios en la vía pública. El tema elegido también nos permitirá enfocarnos en diferentes tipos de usuarios: tanto aquellos que van al colegio caminando como los que van en bicicletas o motocicletas, aunque estos últimos, son pocos.


Indagar sobre los conceptos centrales, términos específicos, dimensiones o aspectos que se deben contemplar.
Los conceptos centrales de nuestro proyecto son la seguridad y el respeto en la vía pública. Es lo que queremos transmitir a los jóvenes. Tenemos que tener en cuenta, en primer lugar, la ciudad en la que vivimos, que siempre ha mostrado desdén ante las normas de tránsito seguro; sabemos que uno suele quedarse con aquello que ve y que su sociedad le muestra, por eso tenemos que saber ayudar a las nuevas generaciones a formarse a sí mismos como usuarios responsables de la vía pública. Del mismo modo, queremos lograr que los jóvenes tomen conciencia de las consecuencias de un tránsito conflictivo, el no respeto por las señalizaciones o la falta de precauciones como cascos o cintos de seguridad.
También debemos tener en cuenta las fallas arquitectónicas en cuando a la distribución de calles en Corrientes y las deplorables condiciones de los asfaltados. Otro factor a analizar, es el enorme crecimiento del parque automotor en nuestra ciudad, que en los últimos años tuvo una explosión en la cantidad de motos y durante el año pasado y lo que va de este parece estar teniendo el mismo efecto con los autos.
Para ello tenemos que diferenciar los tipos de usuarios de la vía pública, el peatón, el ciclista, el automovilista y el motociclista y mostrar las responsabilidades que cada uno debe cumplir para aspirar a una mayor seguridad en el tránsito y una menor cantidad de accidentes.
También tenemos que manejar las Ley Nacional de tránsito y las diversas ordenanzas a nivel de ciudad que se manejan.


Averiguar si ya hubo campañas o acciones sobre la misma temática y sus resultados. ¿Qué impacto tuvo / tuvieron?
Sí, el Municipio suele demostrar un interés importante por las campañas de educación vial, aunque las mismas suelen estar orientadas hacia un público mucho más amplio que aquel que decidimos encarar nosotros.
Si nos remitimos a la educación vial en las escuelas la Dirección de Educación Vial del Municipio viene realizando campañas de concientización en varias escuelas de la ciudad. El lema de 2011, por ejemplo, fue “Festejemos el bicentenario con conciencia vial” y los agentes asistieron a los colegios para informar sobre las normas viales.
El mes pasado inció el ciclo 2012 de la misma campaña en las escuelas. Esta vez, está orientado hacia los jóvenes del secundario, quienes están más cerca de alanzar la edad con la cual pueden obtener su licencia de conducir.
Según las estádisticas del municipio, a través de estas campañas se ha logrado comunicar a más de 15 mil estudiantes las normas viales, para que estos puedar hacer un correcto uso de la vía pública.
En el 2010 la Universidad Nacional del Nordeste también planteó un proyecto de educación vial destinado a jóvenes y docentes.



DESCRIPCIÓN DEL LUGAR Y LOS DESTINATARIOS DEL PROYECTO.

Ubicación geográfica
El proyecto se llevaría en las escuelas y colegios primarios y secundarios de la ciudad, dependientes del Estado.


Organismos del estado
Pensamos que el proyecto estaría en estrecha relación con la Dirección de Educación Vial del municipio, porque es el organismo que viene desarrollando las campañas de educación vial.


¿Quiénes son los destinatarios?
Los destinatarios son chicos y chicas desde los 10 a los 18 años que estén cursando el primario y secundario respectivamente en colegios dependientes del Estado, en su calidad de usuarios de la vía pública.


¿Cuáles son los hábitos cotidianos que conocen?

Creemos que los chicos en este rango de edad y que asisten al colegio utilizan su tiempo libre tanto estudiando y haciendo tareas  como recreandose con amigos, actividades deportivas extracurriculares o mirando televisión. Es probable que algunos trabajen ayudando a sus padres pero no tendríamos exactitud para decirlo.



Periodismo Ciudadano

Antes de iniciar con la problemática del tránsito, tema destinado a tratar a lo largo del blog, nos pareció correcto identificar los principios del periodismo abierto que plantea el director jefe del "Guardian", periódico británico.






1. Estimula la participación. Invita y/o permite las respuestas.

2. No es una forma inerte de publicación de ‘nosotros’ hacia ‘ellos’.
3. Estimula a que otros participen en el debate. Podemos ser seguidores, así como líderes. Involucramos al otro en la prepublicación.
4. Ayuda a construir comunidades de intereses en conjunto alrededor de temas, asuntos o individuos.
5. Está abierto a la web. Enlaza y colabora con otros materiales (incluyendo servicios) presentes en la web.
6. Agrega y/o edita el trabajo de otros.
7. Reconoce que los periodistas no son las únicas voces con autoridad, pericia e interés.
8. Aspira a lograr, y a reflejar, la diversidad así como a promover los valores compartidos.
9. Reconoce que la publicación puede ser el inicio del proceso periodístico en vez de su culminación.
10. Es transparente y abierto a los retos. Incluye la corrección, la aclaración y la adición o complemento.